Inspiración

La Tradicional Boda Oaxaqueña

Tradiciones, fiestas, comida, bailes y colores son elementos fundamentales para la celebración de una boda Oaxaqueña. Conoce todo lo que la cultura mexicana puede crear alrededor de una celebración de amor.

Las bodas Oaxaqueñas son muy alegres y tienen una duración de tres días. Aplica muy bien la frase: ¡que no pare la fiesta! Pero como todo, tiene un inicio (bastante lógico en este caso): pedir a la novia. Los padres del novio, y el novio claro, van a casa de la novia a pedir permiso para la boda. Y qué manera más inteligente de convencer a la familia que con ofrendas de comida y bebida. Si los padres aceptan, se fija una fecha enseguida.

Normalmente estas bodas se realizan los fines de semana. Comienzan el sábado con la boda civil. Ese día se consigue la comida para el banquete del día siguiente ¿Y adivinen cómo? Matando al animal que se va a cocinar y preparando todo lo demás. La boda religiosa es el domingo. Después de la misa, los nuevos esposos van a la casa de la novia para recibir la bendición de sus padres y ya después se van a la pachanga.

Primero sirven la deliciosa y tradicional comida Oaxaqueña que se preparó. Después empiezan todos los bailes que tienen que realizar los novios:

  1. El famosísimo vals donde sólo baila la nueva pareja.
  2. Al cambio de canción, se acercan parientes para bailar con ellos.
  3. El baile del ramo. Aquí la novia se cubre los ojos y es rodeada por todas las solteras. Va sonando una melodía que de repente va lenta y de repente va rápida; las solteras bailan siguiendo el ritmo. Al terminar la canción, la novia debe elegir, sin ver, a cuál mujer le dará el ramo para que sea la próxima en casarse.
  4. El Meguiochiga”, baile tradicional también conocido como “el son de cooperación”. Aquí los novios se sientan en el centro de la pista y los invitados pasan a bailar con un cantarito. Cada quien empieza a poner dinero en su recipiente. Al terminar la canción, los rompen en frente de la pareja como señal de que les irá muy bien en su nuevo camino y de que no les faltará nada.
  5. La Sandunga”, es prácticamente el baile que da inicio al fiestón que literalmente va a durar toda la tarde.

Al día siguiente, conocido como “San Lunes” (se imaginarán por qué), se lleva a cabo el tradicional “lavado de ollas”. Aquí, después de haberse consumado el matrimonio, el novio le comunica a sus padres que su nueva esposa sí era una señorita y después se corre la voz al pueblo. Empiezan a tronar cuetes y se reparten tulipanes rojos para dar inicio de nuevo a la fiesta. En esta celebración hay una actuación tradicional donde las mamás de los esposos los representan. La mamá del novio se viste de hombre y la mamá de la novia se viste de novia, otra mujer de la familia se viste de párroco y se hace un simulacro de la boda del día anterior.

¿Divertido, no? Hay veces que la fiesta se alarga hasta un cuarto día. Definitivamente, México está lleno de tradiciones interesantes y alegres. ¿Qué les parecería celebrar su boda de esta manera?







Más para tu boda

México, Quintana Roo, Viaje y Alojamiento, En Pareja, IBEROSTAR
México, Yucatán, Viaje y Alojamiento, Rosas & Xocolate
México, DF y área metropolitana, Quintana Roo, Flores y Decoracion, Dilo en grande
México, Querétaro, Organizadores de Boda, Quinta Esmeralda
México, DF y área metropolitana, Comida y Bebida, Musica y Diversion, Cassatt
México, Todo México, Puebla, Foto y Video, Paulina Aramburo Photographer
México, Quintana Roo, Foto y Video, Flavio Pornaro Photography
México, Todo México, Flores y Decoracion, María Tulipa Diseño Floral

Back to Top