Inspiración

¿Celular en la boda?

Actualmente los teléfonos móviles se han convertido en parte esencial de nuestras vidas. Se les utiliza para coordinar actividades del trabajo, la vida social, como fuente entretenimiento o para estar en contacto con otras personas. Ante esta situación surge la duda de si los novios deben llevar o no su celular a la boda.

Al ser anfitriones de un evento lo más recomendable sería tener el teléfono a la mano para cualquier contratiempo; desde problemas con los proveedores, hasta algún invitado perdido en el camino. Sin embargo, ¿es fundamental que los novios lo tengan en el día de su matrimonio? La verdad es que la respuesta a esta pregunta depende de cada uno, es cuestión de analizar la relación que tienen con su celular.

Para comprender esta relación tecnológica, la pareja podría preguntarse, antes que nada, si pueden estar sin su teléfono móvil por más de una hora sin volverse locos. También existen los novios adictos al trabajo que sienten la necesidad de estar informados con cada movimiento de la empresa incluso en el día de su boda. O los novios que sólo querrían utilizar su teléfono en caso de emergencias o para tomar algunas fotografías en el evento.

En fin, hay muchísimos tipos de relación con el celular. Es cuestión de que analicen la suya para tomar una decisión. En el caso del novio el asunto se resuelve con mayor facilidad pues basta con que lo coloquen en el bolsillo del pantalón como en cualquier otro día. Pero, en el caso de la novia se complican un poco las cosas. Por eso, BodaTotal les presenta tres sugerencias básicas:

1. Si definitivamente no puedes despegarte de tu teléfono móvil, pide a la modista -de tu mayor confianza- que agregue un compartimento dentro del vestido (o a la vista si así lo prefieres). De esta manera, lo llevarás contigo todo el tiempo sin necesidad de tenerlo en la mano ni te estorbará ni podrás perderlo por dejarlo olvidado.

2. Si sientes que no es necesario tener el teléfono contigo pero quieres tenerlo cerca por cualquier cosa, encárgaselo a alguien. Puedes pedirle a tu mamá o a una dama de honor que lo lleven consigo para que estén al pendiente de alguna emergencia o para que lo cuiden mientras no lo estés usando.

3. Si piensas que en ese día lo que menos te interesa es llevar tu teléfono, porque no sería nada más que un estorbo o distracción, apágalo. Apágalo y déjalo en tu casa. Así de simple. Nada más, antes pasa los contactos de los proveedores de tu boda a una persona de confianza. Si algún invitado está perdido, seguramente conoce a alguien más de la fiesta con quien se pueda comunicar para llegar. Tú no te preocupes y disfruta tu día.

¿Utilizarían el celular en su boda? ¿Por qué sí? ¿Por qué no? ¿Qué harían? ¿Cómo han hecho las parejas a cuyas bodas han asistido? Sea cual sea el consejo que más aplique a tu situación, lo importante es que tanto tú como tu pareja estén cómodos y sin preocupaciones en ese día especial que han esperado con tanta ilusión.

 






Más para tu boda

México, Todo México, Lugares, Worldpass
México, DF y área metropolitana, Jalisco, Quintana Roo, Todo para el Novio, Pal Zileri
México, Todo México, Comida y Bebida, Merezzco
México, DF y área metropolitana, Musica y Diversion, Javier Cavacini
México, Morelos, Viaje y Alojamiento, Hotel Hacienda Cocoyoc
México, Baja California, Chiapas, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Todo para la Novia, e.l.f.
México, DF y área metropolitana, Guerrero, Querétaro, San Luis Potosí, Veracruz, Todo para la Novia, Bissú
México, DF y área metropolitana, Guanajuato, Puebla, Querétaro, Flores y Decoracion, Carpas Casablanca

Back to Top