Inspiración

10 rituales que debes evitar días antes de tu boda

La cuenta regresiva está por comenzar, pero ¡detente!. Antes de que comiences a revisar los últimos pendientes para el gran día, lee con mucha atención las cosas que bajo ningún motivo ni circunstancia se te debe ocurrir hacer días y horas antes de que des el ‘Sí’... O cosas terribles podrían pasar.

 

1. Ayudaditas estéticas

Cuidado con esas manitas de gato de último minuto. Si bien, entendemos que después de ir a un sin fin de citas con proveedores, dejas la belleza hasta el último. Sin embargo, evita por todos los medios hacerlo poco antes de tu boda. Planea para hacerlo por lo menos un mes antes.

Tratamientos como el peeling, el botox o incluso algo relacionado con el bisturí, es mejor dejarlo pendiente pues nunca sabes si pueden ser abrasivos con tu piel o cambiarte radicalmente y que no te gusten los resultados.

 

2. Cambio de look

¿Qué daño podría hacer un corte de cabello? ¿O teñirlo? ¡No! Ni se te ocurra experimentar. Aunque el cabello crece, éste no lo hace de un día a otro rápidamente. Es mejor no tentar al diablo y reservar estos cambios de look después de la boda. Así, en tus fotografías saldrás con el estilo que te identifica, y no con las locuras de último minuto que tal vez no puedan tener arreglo.

 

3. Nuevos productos

Productos tan cotidianos como el shampoo, el maquillaje, cremas, exfoliantes pueden poner en peligro tu presencia y glamour. Cambiar lo de siempre por intentar algo nuevo, aunque sea por simple recomendación de tu amiga, no es tan buena idea. Trata de mantenerte fiel a los cosméticos que ya conoces y sabes cómo reaccionan en tu cuerpo. No vaya a ser que termines con alguna reacción alérgica que ponga en riesgo tu estética y salud.

 

4. Recoger el vestido tarde

Repite después de leer esto: ‘Debo recoger mi vestido 15 días antes de la boda’. ¡Y hazlo! Si hay algo que hay que asegurar para ese día es tu ajuar de novia. Recogerlo el mero día implicaría un estrés tremendo y si no lo mediste antes es imposible realizar algún cambio. Recuerda guárdalo en un lugar visible y bien protegido, lejos del alcance de los niños y de tu futuro esposo.

 

5.Celebrar la despedida de soltera un día antes

¿Pensabas llegar enfiestada en tu boda? Ni lo sueñes. Tu despedida de soltera, por muy tranquila o locochona que la quieras hacer no la hagas, literal, el último día de tu soltería. La desvelada, o todo aquello que ingeriste podrían hacer estragos en tu aspecto y tu estado de humor. Disfruta con tus amigas y destrámpate, pero por lo menos una semana antes.

 

6. Comer en exceso

Sabemos que procuras cuidar lo que comes para lucir espectacular el día de tu boda, pero ojo. El estrés y la ansiedad son traicioneras y puede que, inconscientemente, comas de más. Aléjate de azúcares, grasas y pan. Una buena técnica es que al hacer el súper, ni siquiera pases por esos pasillos de la tentación. Así, no comprarás aquello que puede provocar que subas un poco de peso. Por supuesto, tampoco te vayas al extremo de no comer. Equilíbrate y prepárate con una nutrióloga para estar hermosa y saludable en tu boda.

 

7. Cambiar preparativos de la boda

¿Ya no te gustaron los arreglos? ¿Dudas si tu vestido se te ve bien? Olvídate de esos detalles, y que la semilla de la duda no te carcoma. Es una mala jugada de los nervios que están atacándote y tal vez te sentirás insegura y querrás cambiarlo todo. Pero bajo ningún pretexto se te ocurra hacer cambios de último minuto en proveedores o en la planeación de la boda. Si todo está listo, ya no hay nada por hacer, lo único que provocarás es que “bridezilla” salga fúrica y termines autoboicoteándote. Mejor, siéntete satisfecha por tu esfuerzo y disfruta de la fiesta, que para eso es y no para hacerla al gusto de todo mundo.

 

8. Nada de deportes extremos

Los accidentes están a la orden del día y en cualquier momento puede suceder. Pero vamos, la probabilidad de que se te ocurra ir a hacer sky a las montañas, sin siquiera haberlo hecho antes, o aventurarte a andar en patines sin casco o rodilleras, podría no ser tan buena idea. Es mejor mantener guardada esa aventurera extrema que llevas por dentro y así asegurar que no te fracturarás un pie. Guarda estas ganas para tu Luna de Miel.

 

9. No ponerse los zapatos de la boda

Cualquier tacón nos mata. No lo niegues. Y los de tu boda no serán la excepción, pero si quieres aguantarlos unas horas y no unos minutos, por favor no los estrenes el mero día. Póntelos al menos una semana antes y camina con ellos en tu casa para amoldarlos y que te sientas segura de que no tendrás ampollas por bailar y bailar toda la noche.

 

10. Hablar con los proveedores el mero día

De las peores cosas que puedes hacer unas horas antes de la ceremonia es hablar con los proveedores. Verificar que todo esté en orden tienes que hacerlo al menos unos 5 días previos, ser insistente en que no haga falta nada y de ocurrir un incidente, tener suficiente tiempo para un Plan B. Así que, no lo dejes nunca para el último.

Preocuparte por una boda perfecta y de ensueño y que, además, tú estés bellísima es algo que no puede evitar ninguna novia, pero evitar desastres también es parte del proceso de una boda. No te justifiques con un ‘se me hizo fácil’ o ‘se me olvidó hacerlo’ o ‘porque entré en pánico’. Mejor apóyate en tu pareja y amigos para que todo salga bien, cree en tu intuición y protégete con los anteriores Boda Total Tips. Te aseguramos que todo saldrá bien.







Más para tu boda

México, Todo México, San Luis Potosí, Foto y Video, Carlos Galarza Fotografia
México, Jalisco, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Todo para el Novio, D'Paul
México, Todo México, Nuevo León, Flores y Decoracion, El Faro
México, Guanajuato, Lugares, Canela Mobiliario
México, Guanajuato, Musica y Diversion, Gabriela Perales
México, Todo México, Viaje y Alojamiento, En Pareja, Hotel Boutique Casa de Guadalupe
México, Todo México, Otros, USA Apostilles de México
México, Estado de México, Morelos, Querétaro, Flores y Decoracion, Arekka Floristería

Back to Top